Amo Esta Isla e.V.

Sitio Oficial de Asc. Cubana

Cubanos por el mundo: ¿Emigrados o exiliados?

Miguel Fernández, periodista cubano residente en Miami – Cubainformación.-

Hace poco leía un reciente artículo de Fernando Ravsberg, corresponsal en La Habana de BBC, acerca de la forma en que se manipula la condición migratoria de una mayoría abrumadora de cubanos, por los grandes medios de comunicación y por esa minoría que se hace reconocer como “exilio histórico de Miami”, sostenedores inveterados de cuánto proyecto exista para aniquilar todo vestigio de la Revolución cubana y sus seguidores.

El texto de Ravsberg, titulado Cuba: los emigrantes regresan, apunta hacia el candente tema que se debate entre las dos orillas, sobre la calificación migratoria que defienden unos y otros, cuando de la diáspora cubana se trata. Pero se queda en las aristas. El debate está en si esa comunidad es realmente exiliada, o sencillamente son emigrantes como cualquier otro hijo de buen vecino.

Para el comentarista de la BBC, resulta curioso -siguiendo las pautas de lo que repiten los medios de comunicación que ejercen presión de oficio contra Cuba- que muchos de los cubanos que se “exilian” en Estados Unidos y otros países, porque supuestamente se les persigue por sus “ideas políticas”, visitan la isla con frecuencia.

En su artículo, Ravsberg señala que la cifra de cubanos emigrados que visitan Cuba cada año creció de 35 mil en 1994, a casi 150 mil en el año 2000, cifra ofrecida por José Cabañas, director de la Cancillería cubana para la atención de los emigrados. A punto de terminar el 2011, se calcula que más de 400 mil cubanos emigrados en Estados Unidos han visitado la Isla en los últimos doce meses.

El 90% de los visitantes llegan de Estados Unidos, especialmente de Miami, donde está la comunidad emigrada cubana más numerosa, apunta el corresponsal de BBC. La cifra podría llegar a los cientos de miles, si se tiene en cuenta que no siempre son las mismas personas las que llegan cada año. Tan es así que ya funcionan casi 30 vuelos semanales entre La Habana y Miami. “Esto es un claro mentís para aquellos que hablan de una supuesta persecución política”, afirmó Cabañas a la BBC.

En Miami, los peores detractores del gobierno de la Habana siguen considerando que la comunidad asentada en el sur de la Florida –con extensión al resto del mundo- es “exiliada y perseguida por el sistema comunista”, lo que les justifica hacer uso, en primer lugar, de la llamada Ley de Ajuste Cubano, una exclusiva y discriminatoria ley aprobada por el Congreso norteamericano en 1966 y que da prioridades migratorias excepcionales a los recién llegados de la isla caribeña, y mantener su intolerancia a cualquier reacomodo de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos.

Este minoritario grupo de “exiliados históricos”, -fundamentalmente representantes y descendientes de la derrocada dictadura de Fulgencio Batista en 1959- pero con un tremendo poder económico y político en Miami, y representados en las más altas instancias gubernamentales norteamericanas, desconoce a ultranza, la condición de emigrantes económicos de una gran cantidad de cubanos que desde 1980, cambiaron los colores políticos del anticastrismo monolítico hasta ese momento impuesto en los corrillos de la Calle 8.

Su persistente beligerancia, sea desde la verborrea radial y televisiva o desde el accionar terrorista de varias agrupaciones extremistas, les impone no reconocer que existen más de dos terceras partes de emigrados económicos, en el contexto de una comunidad que no logra conseguir una convivencia natural con su tierra de origen.

Los que quieren imponer la categoría de “exiliados” a la gran mayoría, son los mismos que hoy se convierten en detractores de las cosméticas políticas conciliadoras adoptadas por la administración del presidente estadounidense Barack Obama, y que piden a gritos, en la voz de sus representantes derechistas cubano-americanos en el Congreso y el Senado. De ahí que la batalla política de Ileana Ros-Lethinen, David Rivera, Albio Siles y Mario Díaz-Balart, en la Cámara de Representantes, y Marcos Rubio y Bob Menéndez en el Senado, esté dirigida más a recrudecer los odios hacia la Isla, que a representar a sus electores norteamericanos.

Ni siquiera los desconocidos “líderes de la resistencia interna” que como entes aislados tratan de darse a conocer dentro de Cuba, voceros de grupos de “derechos humanos” o los controversiales “periodistas independientes” escapan a estas clasificaciones. Cuando logran salir de Cuba, en su inmensa mayoría, pasan a una suerte de olvido político y terminan inmersos en la maquinaria que produce dinero y bienes de consumo, y dejan a un lado sus afanes politiqueros, muchas veces dictados desde las oficinas de la “resistencia externa” de los intransigentes del exilio de Miami, para darse su viajecito a Cuba en la primera oportunidad.

Pero la realidad es otra, aunque estos señores que deambulan los pasillos del Capitolio en Washington no quieran reconocerlo, la mayoría de los cubanos residentes en Estados Unidos se opone a que se restrinjan sus derechos ciudadanos, y a que se les siga imponiendo participar como fichas de una “guerra ideológica” que sin lugar a dudas, deja muy buenos dividendos a los cabecillas de la ultraderecha que pide ahogar en sangre cualquier intento de acercamiento a la Isla.

Ravsberg toca la punta de un iceberg que tiene medio siglo de estar sumergido, pero que alguna vez habrá que poner a flote. Cuba, al margen de sus peores enemigos, -los de afuera que ganan, y los de adentro que cobran-, necesita mucho de todos sus ciudadanos, estén en La Habana, en New York o en Madrid, para crecer y avanzar como nación soberana.

Quiero cerrar citando a Ravsberg cuando afirma que “sin dudas, los cubanos son un pueblo original, violan las mismas leyes que promovieron en los Estados Unidos y se han convertido en los únicos exiliados del mundo que pasan sus vacaciones en el país que los persigue”. Esta reflexión del periodista argentino nos ayudará a encontrar la respuesta: Los cubanos que desandan el mundo son realmente, ¿emigrados o exiliados?

Anuncios

No comments yet»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: